Misericordia

1 04 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Oración a Jesús Crucificado

Miradme, ¡oh mi amado y buen Jesús!,
postrado ante vuestra Santísima presencia;
os ruego con el mayor fervor y compasión
de que soy capaz imprimáis en mi corazón
vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad.
Verdadero dolor de mis pecados,
propósito firmísimo de jamás ofenderos.
Mientras que yo, con todo el amor de que soy capaz
voy considerando vuestra cinco llagas,
comenzando por aquello que dijo de Vos,
oh buen Jesús, el santo profeta David:
“Han taladrado mis manos y mis pies
y se pueden contar todos mis huesos.”

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: