Sobre el decoro en la Santa Misa

11 07 2010

Exponemos a continuación unas normas prácticas redactados por Mons. Pildain, Obispo de Canarias  1937-1966, en las Constituciones Sinodales que llevó a cabo, que versan sobre la modestia en el vestir dentro de los templos. Aunque están específicamente orientadas a las mujeres, hoy por hoy algunas también pueden ser aplicables a los hombres.

«(…) Declaramos que no están vestidas honestamente, y menos aun modestamente:

a) las mujeres que se presenten con escote más o menos provocativo.

b) las que lleven vestidos con abertura o con telas transparentes que dejen ver lo que el pudor manda velar.

c) las que los tengan de tal manera ceñidos que acentúen o dibujen inhonestamente los contornos y formas, especialmente de ciertas partes del cuerpo.

d) las que los lleven demasiado cortos, o sea que no les cubran ampliamente las rodillas, tanto al sentarse como al caminar.

e) las que lleven la manga tan corta que no cubra, por lo menos, la mitad del brazo.»

Recordemos que la Santa Misa es un acto solemne y sagrado que requiere la dignidad y el respeto debidos. Seguro que a nadie se le ocurriría estar en pantalones cortos y chancletas ante Nuestro Señor crucificado y, sin embargo, es ésto a lo que asistimos en la Misa.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: