Peregrinación a Roma

30 10 2012

Fragmento de la intervención del Padre Barthe en la rueda de prensa del 10 de septiembre de 2012, en la iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos, en Roma, para presentar la peregrinación:

“Esta peregrinación Summorum Pontificum que tendrá lugar en la Fiesta de Todos los Santos de 2012, al inicio del Año de la Fe, y que culminará con una misa en la Basílica Vaticana, tiene un cuádruple objetivo:

1º/ Será una acción de gracias. Los peregrinos van a ofrecer, en primer lugar, una misa en la forma extraordinaria de acción de gracias y de apoyo filial al Santo Padre por el 5º aniversario del Motu Proprio Summorum Pontificum, que como ustedes saben, se hizo efectivo el 14 de septiembre de 2007. Para muchos sacerdotes, diocesanos y religiosos, que celebran ahora su misa cotidiana en la forma extraordinaria, es un beneficio espiritual realmente inmenso, así como también para los fieles de las parroquias, aún demasiado pocas lamentablemente, que pueden gozar de esta liturgia y de su mística. Se puede decir que como consecuencia de este acto del papa Benedicto XVI, surgió un verdadero pueblo “Summorum Pontificum“, que quiere manifestarle su agradecimiento.

2º/ Será un acto de fidelidad a Pedro. El otro objetivo es manifestar nuestro amor a la Iglesia y nuestra fidelidad a la sede de Pedro, en particular en la amarga y difícil coyuntura actual. Somos conscientes de las penosas dificultades que sobrelleva hoy el Santo Padre. La misa romana tradicional, en especial su Canon, fue siempre considerada en sí misma como una magnífica profesión de fe de la Iglesia Mater et Magistra: es el credo litúrgico que quisiéramos expresar en la Tumba de los Apóstoles, junto al Sucesor de Pedro.

3º/ Será una ofrenda y una súplica. Queremos hacer así un presente al Señor, muy especialmente para pedirle las gracias que necesita el Soberano Pontífice para proseguir la obra maravillosa que lleva a cabo desde los inicios de su pontificado, sobre todo hoy, en medio de las cruces y las dificultades.

4º/ Finalmente, será una expresión de participación en la misión de la Iglesia. Quisiéramos aportar de modo visible la cooperación de la siempre joven liturgia tradicional a la nueva evangelización que el Santo Padre desea promover con el Año de la Fe. Dicha liturgia constituye, en forma evidente, el sostén de muchas familias, de obras católicas, en especial de las obras de juventud, del catecismo, de escuelas y es fuente de un número cada vez mayor de vocaciones religiosas y sacerdotales, lo que hoy, en el mundo occidental, es sumamente precioso.”

 

 

Anuncios

Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: