Recemos el Rosario

7 10 2014

Se ha perdido en el pueblo cristiano la costumbre de rezar el Rosario. La que antes era una práctica de piedad en familia o a nivel individual, conocida por todos, hoy,  está muy mitigada y desvalorada.

Por nuestro bien, por el bien de los demás, pero, principalmente, por amor a Dios y a María, hagámonos el propósito de rezar esta oración cada día. 

SANTO ROSARIO

“Entre las devociones aprobadas por la Iglesia ninguna más dulce ni más eficaz que el Santísimo Rosario. San Antonio María Claret.

San Carlos Borromeo, gran arzobispo de Milán, rezaba todos los días con especial devoción su rosario y decía a los sacerdotes: “Les pido que en la confesión recomienden mucho el rezo del santo rosario.”

Santa Bernardita : “Ah, si supieran lo buena y generosa que es nuestra Señora, amémosla mucho. Recémosle con cariño su rosario y pongámonos bajo su protección y veremos qué grandes ventajas conseguimos con ello”.

Padre Pío de Pieltrecina: “Con el Rosario se ganan batallas”

San Francisco de Sales: «Rezar mi rosario es mi más dulce ocupación y una verdadera alegría, porque sé que mientras lo rezo estoy hablando con la más amable y generosa de las madres»


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: