Aviso importante.

Además de la santa misa tradicional de mañana domingo a las 12:15h, anunciamos que, el lunes 12 de octubre, festividad de Ntra. Sra. Del Pilar, Fiesta Nacional y día de la Hispanidad, tendremos celebración de la santa misa tradicional a las 11:30h precedida del rezo del santo Rosario y confesiones.

Agradecemos al sacerdote celebrante, Fray Antonio López O.F.M. su disponibilidad y atención.

*Adviértase que el lunes varía el horario habitual de la santa misa.

EL SANTO ROSARIO

Entre los numerosos méritos del san Pío V, Papa entre 1566 y 1572, se ha subrayado su amor por la Virgen María que le llevó a la institución de la fiesta del Rosario.

La fiesta de la Virgen del Rosario fue instituida por este Papa tras la victoria de Lepanto, el 7 de octubre de 1571 y desde entonces es celebrada por la Iglesia.

En este mes de octubre, dedicado especialmente al Santo Rosario, recordamos estas oportunas palabras del papa Pio XI :

Si nuestro siglo en su soberbia se mofa del Santo Rosario y lo rechaza, en cambio, una innumerable muchedumbre de hombres santos de toda edad y de toda condición, lo han estimado siempre, lo han rezado con gran devoción, y en todo momento lo han usado como arma poderosísima para ahuyentar a los demonios, para conservar íntegra la vida, para adquirir más fácilmente la virtud, en una palabra, para la consecución de la verdadera paz entre los hombres.

Ni faltaron hombres insignes por su doctrina y sabiduría que, aunque intensamente ocupados en el estudio y en las investigaciones científicas, no han dejado sin embargo un día sin rezar de rodillas y fervorosamente delante de la imagen de la Virgen esta piadosísima forma.

“INGRAVESCENTIBUS MALIS ” . Carta Encíclica del Papa Pío XI, promulgada el 29 de septiembre de 1937,   sobre el rezo del Santo Rosario y sus bondades.

¡ BIENVENIDO !

En el día de ayer, tomó posesión de la Diócesis de Canarias, mons. José Mazuelos Pérez . Los fieles vinculados a la misa tradicional, queremos manifestarle nuestra oración y filial afecto, así como expresarle nuestros mejores deseos en su recién iniciado ministerio episcopal en estas islas.

Desearle a mons. Francisco Cases Andreu, siga sirviendo a la Iglesia del Señor en esta nueva etapa, ya como obispo emérito, y no deje de rezar, por el que durante 15 años, ha sido su rebaño.